10/9/15

Libro de firmas para la boda de Cristina y Juanmi

Pues ya ha pasado el gran día de esta parejita y ya puedo subir todas las fotos de las cosas que les hice para que su gran día estuviera a su gusto.

Lo primero que Cristina me encargó fue el libro de firmas y tenía una cosa muy clara: que la decoración tuviera motivos de viajes, ya que ellos son muy viajeros y han pasado por muchos países cogidos de la mano. Así que, bajo esta premisa, escogimos entre las dos unos papeles con estos motivos y el resto lo dejó en mis manos. Os voy a ir enseñando los detalles del libro.


Para la portada escogí uno de los trenes que tenía el papel vintage que escogimos juntas y a raíz de ese detalle escogí papeles de scrap y cartulinas que fueran con la tonalidad. Los letreros los diseñé e imprimí sobre cartulina color crema, para resaltarlos puse papel kraft, desgasté los bordes un poco y los entinté con la Distress Vintage Photo. Hice lo mismo para darle relieve al tren y hacer la cenefa de la izquierda a la que puse un washi tape semitransparente con letras manuscritas. Para darle un toque especial a la portada (por si no tenía ninguno) escogí un lazo de raso en rojo granate, ya que, aparte de conjuntar muy bien con los papeles, sabía que a Cristina le iba a encantar. Para rematar la portada y la contraportada puse unas esquineras metálicas envejecidas.


Para el interior de la contraportada escogí el papel color vainilla con lunaritos blancos. Las hojas las hice con cartulina color crema,  haciéndole a cada una un refuerzo y los agujeros, para que la encuadernación quedara firme y dure siglos, y las pegué con cola de encuadernar. Y en el interior de la portada, para que se viera nada más abrirlo, puse el papel con los motivos de viaje y un sobre encima para guardar dos postales, cada una con uno de los destinos de su viaje de novios.


Su viaje de ensueño es Sudáfrica e Isla Mauricio. Así que una imagen de una pareja de rinocerontes como los que van a ver en su viaje, quedaba muy bien para la postal de Sudáfrica y una imagen un par de hamacas bajo una sombrilla en el paraíso sería perfecta para la postal de Isla Mauricio.


Por supuesto, estas postales son para que los novios también escribieran cada uno unas palabras para el otro en el día de su boda.

Este libro no podía ir presentado de otra manera que en una caja a juego. Estuve buscando una caja de madera con las medidas del libro, pero fue imposible, era algo demasiado específico, así que sin problemas, la hice desde cero.


Para la decoración utilicé los mismos papeles y para la estructura un cartón que compré en una tienda de manualidades.





Una vez terminado se lo entregué a la parejita y quedaron encantados, lo guardaron con mucho cariño hasta el gran día. En ese momento lo dejaron en manos de su wedding planer, que lo colocó en una mesa ideal para la temática que escogieron para todos los detalles de la boda.



Preciosa presentación, ¿verdad? Yo me quedé sin palabras cuando llegué al sitio de la celebración y, en el jardín donde se celebraba el cocktail, vi la preciosa mesa que había preparado Hannover con un palé y dos caballetes, decorada con una tela de saco, una pizarra y una bola del mundo, con una maleta y un set de picnic a los pies, 

Os deseo lo mejor del mundo pequeños, nos vemos a la vuelta de vuestro viaje para que me lo contéis todo.

Pues aquí se acaba la primera entrada sobre los detalles de la boda de Cristina y Juanmi, estad atentos porque en los próximos días iré enseñando más cositas. Espero que os haya gustado, si es así, me haríais muy feliz compartiendo esta entrada, pues sería una buena recompensa al trabajo que tanto me llena.

¡Un abrazo!